jueves, 17 de abril de 2008

Amor a la vida

Muy buenas de nuevo a todos. Después de un par de dias sin actualizar (es lo que tienen las labores estudiantiles), vuelvo hoy a la carga. Hoy tenía que actualizar a la fuerza, ya que ha sido un día... raro. Un día de esos en el que la pinza se te va y la bombilla se te enciende y das con algunas de esas respuestas que has estado buscando. Si, esas que tienes en frente de tus narices pero que, a pesar de haber reparado en ellas, no te paras a recapacitar y decir ¡ostias, es verdad! Bueno, si, ha habido un par de días que me ha ocurrido algo parecido, pero al final no he aprendido la lección; espero que esta vez si sea así. Espero haber cometido mis dos últimos grandes fallos. ¿Cuáles son? No los voy a decir, ya los contaré a quien quiera y deba contarselos, no es hora de desvelar intimidades en la red. Lo que si os voy a contar es cuál es una de las fórmulas mágicas: RedBull (bueno, Burn), o más bien, la cafeína en si. Cómo estimula, ¡cómo estimula! Lo reconozco, soy un puto yonki, pero es algo ya conocido por todos, xD. Me he dopado para hacer frente a 3 objetivos que tenía hoy impuestos, pero al final ninguno de ellos ha sido cumplido del todo; es más, sólo uno se ha realizado en gran parte.
Día movidito el de hoy, si señor, en el que me he ido dando cuenta de una cosa: amo la vida. mejor, amo la VIDA, con mayúsculas, pero soy tan imbécil que no exprimo su zumo hasta la última gota. Por contra, lo que odio es este mundo. Si, cuando estoy triste o se me va la pinza y me transformo en "Mr. Hyde" es por odio a lo que me rodea, a este cubo de basura en el que estoy metido. Pero bueno, hay veces que a los cubos de basura tiran cosas de valor, y tal vez eso sea lo que merezca la pena, vivir y poder relacionarte con la gente que realmente lo vale, hacer aquello que te gusta, el simple hecho de vivir lo es todo. Mirar el lado bueno, como dice aquella canción, Si ves la sombra, es que hay luz...