miércoles, 28 de mayo de 2008

¿En qué ayuda el Arte contemporáneo al estudio de la Historia?

Para la asignatura nos han mandado como algo opcional hacer una breve reflexión sobre la cuestión arriba planteada. He creído oportuno colgarlo aquí:

El estudio del Arte en general y el Arte contemporáneo en particular nos pueden ayudar enormemente al estudio de la Historia, ya que la Historia estudia los hechos del ser humano y la evolución de las sociedades a lo largo del tiempo, y el Arte no es si no una manifestación del hombre que nos ayuda a comprender la sociedad del momento en que dicha obra fuera realizada, así como viendo la evolución del Arte, cómo unos movimientos artísticos van sucediendo a otros, podemos también ir comprendiendo la evolución histórica. Pero a la vez que el Arte ayuda a comprender la Historia, también ocurre al revés: el conocimiento de una época histórica nos ayuda también a comprender el por qué de una obra artística. El contexto histórico es también fundamental. Por eso podemos hablar de retroalimentación: el Arte ayuda a la Historia y viceversa.
En lo referente al Arte contemporáneo, podemos ver que éste sigue una evolución muy similar a la evolución histórica. Es una época en la que se dan vertiginosos cambios tecnológicos, sociales y mentales, y eso lo patenta el Arte. En la contemporaneidad vemos cómo se pasa de un arte no demasiado diferente a los movimientos que se han ido sucediendo anteriormente (en comparación con los movimientos posteriores) como es el romanticismo para en menos de un siglo llegar a la abstracción pasando por una multitud de movimientos que patentas la rapidez del cambio. El Arte en esta época también comienza por reflejar los avances técnicos (comienza a utilizarse la temática de la industria, el ferrocarril etc..., símbolos de la modernización), los cambios de mentalidad, las nuevas ideologías (primero un arte burgués para luego comenzar a reflejar ideas socializantes e incluso de crítica y lucha contra el sistema establecido...), así como que también se sirve de nuevas técnicas para la realización de las obras de arte, e incluso aparecen nuevas manifestaciones artísticas que sin los avances logrados serían imposibles: la fotografía y el cine. El punto de partida del Arte y la Historia contemporáneos se podría equiparar con la ruptura hecha con el academicismo del Arte anterior como consecuencia de la quiebra del Antiguo régimen y la instauración de un nuevo modelo de sociedad. A partir de ahí, el Arte ya no irá siendo cosa de unas élites y se ve liberado de las normas que oprimían su evolución. Lo mismo ocurre en la evolución histórica del período, pues la caída del antiguo régimen irá poco a poco dando paso a una liberalización de los hombres, a una democratización política y económica etc... El Arte tratará también de llegar a todas las capas de la sociedad, con tres grandes momentos: el modernismo, que fracasó en gran medida en su propósito; la Bauhaus, con gran éxito; el pop-art, que logra definitivamente hacer llegar el Arte a todos. El modernismo nos ayuda a comprender una sociedad burguesa en la que comienzan a abrirse paso las ideas socialistas; la Bauhaus (o el constructivismo ruso podría ser otro ejemplo) representa en cierta medida el triunfo del socialismo; el arte pop nos habla de la sociedad del bienestar y el consumo.
Pero creo que en esta reflexión también ha de señalarse que no todo es vinculación entre el Arte y la Historia, pues ahí falta un factor clave: el artista. Cierto es que el artista es fruto de su tiempo, y no podríamos tener un Leonardo en el siglo XX ni un Picasso en el siglo XV, tal y como hoy los conocemos. Pero por mucho que el contexto ejerza su influencia sobre el artista, tampoco hubiéramos tenido a ninguno de los dos si no hubiera sido por su genialidad, que les hace ir por delante de su tiempo y crear obras que han dejado una huella imborrable. Son estos genios artísticos los que van construyendo la Historia del Arte, y sin ellos, no podría estar escribiendo ahora mismo estas líneas.

No hay comentarios: